Clases particulares de primaria ESO y Bachillerato en A Coruña

10 cosas que hacen difíciles las matemáticas

Habrás oído mil veces eso de que las matemáticas son difíciles, y,  seguramente lo hayas experimentado tú mismo durante tu formación académica convencional. En Academia Clip creemos que conveniente que el mito de que las matemáticas son difíciles vaya desapareciendo. A continuación os mostramos 10 cosas que hacen que el mito persista:

  1. Tener poco claras las matemáticas elementales: no saber operar con números enteros o racionales, hará mucho más costoso (a menudo imposible) aprender más matemáticas.
  2. No practicar el cálculo mental: si tienes que esforzarte en realizar una operación simple, perderás energía y concentración en la práctica de ejercicios que los requieren.
  3. El miedo infundido: todo el mundo dice que las matemáticas son difíciles, por tanto, también serán difíciles para mí. Esto es un error, tanto decirlo como creérselo. Vivimos en la cultura del miedo.
  4. No practicar lo suficiente: creemos que con un par de ejercicios se arregla todo. No es cierto. Piensa en tu segundo intento aprendiendo a montar en bicicleta, probablemente, no fue demasiado bien. Esto nos lleva al siguiente punto.
  5. Pereza por repetición: lo bueno de repetir y hacer muchos ejercicios es que se vuelve mecánico. Es aquí cuando habrás aprendido.
  6. No ver la utilidad de las matemáticas: las matemáticas surgieron con las civilizaciones por necesidad. No hay mucho más que decir.
  7. Creer que todo se arregla con una regla de tres: es cierto que la proporcionalidad es muy útil y sencilla, pero esto resulta así, porque le vemos utilidad. Si no lo entiendes, vuelve al punto 6.
  8. Docentes que hablan para entendidos:  los que quieren aprender, no saben y es tu responsabilidad que aprendan. Un profesor nunca debería suponer conocimientos y menos llevarse las manos a la cabeza porque alguien no sepa algo. Lo que debe hacer es explicar de manera sencilla todo lo que sea necesario.
  9. Problemas anticuados: los editores deberían darse cuenta de que los niños no reparten tartas ni caramelos. ¿Qué tal si empezamos a darnos cuenta de que a los niños les gustan, por ejemplo, los videojuegos?
  10. Soy de letras: no lo eres, te has hecho. Probablemente te hayas topado con algunos de los nueve puntos anteriores.

Esperamos que este post derribe un poco más el mito del horror de las matemáticas. En nuestra academia pretendemos eliminar la demonización de las matemáticas, te daremos varias claves para poder superar este miedo y seguro que te acabarán pareciendo tan sólo una asignatura más, en la que tienes que comprender la materia y hacer ejercicios, sin más complejidad que la del trabajo constante.